Ciudadania RD Media

Destrozar botellas de cristal o tumbarse sobre clavos: la exhibición de las tropas de Corea del Norte

Durante la última exhibición militar del régimen los soldados exhibieron sus dotes para lanzar cuchillos o romper ladrillos con puños, patadas o la cabeza, movimientos de taekwondo

 


Exhibición de las tropas de Corea del Norte.

 

Un soldado sin camisa destroza dos botellas de vidrio juntas que caen sobre una pila de cascos al suelo, mientras el líder norcoreano, Kim Jong Un, mira sonriente. El hombre está acostado sobre los escombros y un camarada le coloca un bloque de cemento en el pecho que luego quiebra con un mazo. La escena es parte de un despliegue de actos que desafían el dolor a cargo del ejército norcoreano, en la apertura de una exhibición militar el martes, que mostró las ojivas nucleares del país.

Los soldados, algunos con uniforme y otros sin camisa, rompieron bloques de piedra con los puños o con la cabeza. Otros soportaron golpes en el brazo o en la mano y uno se acostó sobre un lecho de clavos mientras le rompían un bloque en el pecho. El líder norcoreano, mientras tanto, observaba, aplaudía y sonreía, rodeado de oficiales y con su hermana y consejera, Kim Yo Jong, a su lado, según las imágenes divulgadas por la televisora estatal KCTV. Las imágenes tuvieron amplia difusión en las redes sociales.

Corea tiene una larga tradición de artes marciales, y romper cosas es parte del taekwondo, desarrollado por un general surcoreano que luego cayó en desgracia con el entonces dictador local Park Chung-hee, y se convirtió en visitante frecuente de Pyongyang, donde murió en 2002.

El taekwondo es a menudo usada por el Norte para simbolizar su poderío militar. “Estos soldados, acogidos y criados por nuestro partido, han demostrado a todo el mundo la fuerza, valentía y moral del Ejército Popular Coreano”, dijo la popular presentadora noticiosa Ri Chun-hee mientras se emitían las imágenes.

Durante la exhibición, también se pudieron ver los misiles más avanzados del régimen norcoreano. Las imágenes mostraron ángulos inéditos del llamado Hwasong-16, el misil intercontinental más grande del arsenal norcoreano, o de su nuevo misil hipersónico probado por primera vez hace apenas unas semanas.

El Hwasong-16, mostrado por primera vez en un desfile en octubre de 2020, fue expuesto sobre su enorme plataforma móvil erectora (TEL) de 11 ejes y, de hecho, algunas imágenes mostradas en monitores de la exhibición apuntarían a que se llamaría en realidad Hwasong-17 (el misil no ha sido nombrado oficialmente por la propaganda hasta ahora).

Las imágenes emitidas por la cadena estatal KCTV mostraron también desde diferentes ángulos el Hwasong-8, nuevo misil hipersónico del que hasta ahora solo se había mostrado una fotografía.

Además de otros proyectiles de última generación (Hwasong-15, KN-23, KN-24 o KN-25) también se mostró un misil de la familia Pukguksong (que funcionan con combustible sólido, lo que los hace mucho más fáciles de desplegar y disparar) que hasta ahora no se habían visto y cuya denominación se desconoce.

Kim Jong-un pronunció después un discurso en el que defendió el derecho de su país a desarrollar armas para defenderse de “fuerzas hostiles” y en el que aseguró que Washington aún mantiene intacta su política hacia Pyongyang.

EEUU ha ofrecido en los últimos meses a Corea del Norte reunirse sin condiciones previas para tratar de reactivar el diálogo sobre desnuclearización, estancado desde 2019, pero el régimen ha rechazado hasta ahora la invitación estadounidense.

Fuente: EL MUNDO